Cada año celebramos el 8 de junio el Día Mundial de los Océanos, para recordar a la gente la belleza y las características únicas que posee!

Pero el Día Mundial de los Océanos no es el único día para apreciar nuestros océanos. Ellos necesitan nuestro amor y diligencia a largo plazo. Ellos son los pulmones de nuestro planeta, generando la mayoría del oxígeno que respiramos. Los océanos son la mayor fuente de comida y medicina y parte critica de la biosfera.

A lo largo de los años los seres humanos han descuidado el océano y nuestras actividades les ha causado un daño serio a ellos y a su vida marina. Varios tipos de contaminación como el derrame de petróleo, la contaminación de plástico etc. han causado un daño extenso de los habitantes marinos y el ecosistema del océano.

La contaminación de plástico es el problema más grave que el océano tiene que afrontar, con más de 8 millones de toneladas de residuos de plástico que se arrojan al año! La vida marina como las tortugas, los peces y otros organismos vivos, absorben los partículas de plástico y mueren de repente. Actualmente, casi todas las especies de tortugas están en peligro.

La contaminación de plástico causa un daño tremendo a nuestros recursos marinos. Así:

El 80% de la contaminación del océano proviene de gente viviendo en la tierra.

8 millones toneladas de plástico al año terminan en el océano, causando la destrucción de la fauna, la pesca, y el turismo.

La contaminación de plástico cuesta la vida de 1 millón de aves marinas y 100’000 mamíferos al año.

Los peces comen plástico y nosotros comemos los peces.

El plástico causa un daño de $8 mil millones al ecosistema marino cada año.

Los océanos ayudan a mitigar el cambio climático al disolver carbón dióxido producido por las actividades del ser humano. Sin embargo con la absorción de más dióxido de carbono, los océanos se acidifican y son menos habitables para la vida marina. En algunas partes del suelo más profundo del mar se han encontrado partículas de plástico y residuos!

Una sola bolsa de plástico necesita aproximadamente 1000 años para degradarse completamente. Imagínense el tiempo que se requiere para degradar todo este plástico que esta colectado en el océano. El uso de plástico para consumidores de productos ha aumentado y la producción ha aumentado constantemente desde que se utilizó el material por primera vez hace medio siglo. Nuestra excesiva dependencia del plástico demanda un aumento de la producción de materiales de plástico que eventualmente acaban en vertederos o en los océanos.

Recientes esfuerzos de individuos entregados a la causa, han dirigido a campañas globales para dedicarse a la lucha contra la contaminación de plástico. Una de estas campañas es “The Ocean Cleanup Project”. Fue fundada por el inventor holandés Boyan Slot a la edad de 18 años. El objetivo de este proyecto es la limpieza del océano con el uso de tecnología avanzada. Mientras que estos esfuerzos tienen que ser elogiados, es necesario que prevengamos que el plástico no llegue al océano. Y eso puede ser logrado no utilizando plástico desechable.

La durabilidad promedio de un objeto de plástico es de menos de 20 minutos en nuestra vida diaria. Después de haberlo utilizado el plástico es eventualmente desechado. Es preferible usar bolsa biodegradables que plástico no-reciclable – por ejemplo, bolsas de tela. También vasos reciclables y uso de pajitas de metal en lugar de plástico etc.

Con la realización de todo esto podemos minimizar los residuos de plástico y rescatar los océanos! Más de la mitad de los océanos del mundo todavía no han sido explorados! La mitad que hemos explorado ya ha sido violado y dañado. Es necesario que nos demos cuenta de la importancia de los océanos.

Si quieren ser parte de esta campaña global para rescatar los océanos, pueden visitar la campaña “Clean Seas Campaing” del ONU medio ambiente. Se ha iniciado para motivar gobiernos, sociedades civiles y el sector privado a combatir el desecho de plástico. Como miembros de Don Bosco Alianza Verde, podemos ser parte de esta campaña global y tomar medidas en nuestra vecindad para abordar la contaminación de plástico marina. Cada esfuerzo individual a nivel local puede contribuir algo a la protección de los océanos y asegurar un futuro sostenible y seguro.

Categories: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *