La desertificación es un proceso de degradación ecológico provocado por causas naturales y humanas y reduce la productividad biológica de zonas áridas semiáridas.

La productividad del suelo disminuye principalmente por causas como el cambio climático, la deforestación, sobrepastoreo, pobreza, inestabilidad política, practicas de irrigación insostenibles, etc. La desertificación es uno de los mayores problemas que afrontamos actualmente y tenemos que actuar rápidamente!

¿Por qué tenemos que preocuparnos sobre la desertificación? A continuación encontrarán unos hechos que lo explica:

La desertificación ha afectado 36 millones de kilómetros cuadrados (14 millones de millas cuadradas) de suelo y es una gran preocupación internacional. La vida de aproximadamente 200 millones de personas es afectada por la desertificación. Alrededor de la mitad de la superficie sin hielo del mundo es zona árida – aproximadamente 52 millones kilómetros cuadrados (20 millones millas cuadradas). Estas zonas cubren algunos de los países más pobres del mundo.

Durante la desertificación, el suelo se degrada hasta un estado inservible. En la temporada de lluvias, una lluvia intensiva puede arrancar plantas recientemente plantadas porque el suelo es extremamente árido. Personas que viven cerca y alrededor de estas áreas tienen que mudarse constantemente y buscar un área mejor y fértil para sus actividades de agricultura y plantación.

Alrededor del 80% de campo agrícola sufre de la degradación. La formación de 2.5 cm de suelo puede tardar hasta 500 años, pero solo dura un par de años para secarse! 110 países están en peligro de la desertificación.

La desertificación no es un proceso natural; es el resultado de actividades del ser humano. Un tercio de la tierra firme esta en peligro de la desertificación. El cambio climático, que es también el resultado de las actividades humanas, impulsa el problema de la desertificación adicionalmente. Cada año, aproximadamente 12 millones de hectáreas de suelo es perdido debido a la desertificación. La desertificación esta afectando toda la humanidad. La degradación del suelo y la esterilidad reducen la producción de cosecha y su ganancia. Además, con el aumento de la población y la constante demanda para recursos naturales, la desertificación se ha convertido en uno de los mayores problemas del mundo. Cada año el equivalente a 20 millones de toneladas de cereales se pierde por la desertificación. Esto también causa migración de gente a gran escala.

¿Qué podemos hacer para prevenir este desastre? Ya hay soluciones que han sido implementadas para prevenir la extensión de la desertificación.

A continuación hay algunas de estas soluciones: La mejora de la irrigación puede frenar la perdida de agua causada por la evaporación y la acumulación de sal. Esta técnica involucra cambios en el diseño de sistemas de irrigación para prevenir que el agua se evapore fácilmente del suelo. Cubrir la siembra para prevenir la erosión del suelo a causa del viento o el agua. En mayor escala, sistemas de protección de cultivos pueden ayudar a mantener una estructura de lluvia normal.

El cubrimiento de plantas puede ser útil para plantas perennes o plantas anuales creciendo rápidamente. Uso de un bancal: Un bancal, también llamado andén en los Andes y parata en el sur de España, es aquella superficie horizontal en terrenos con declives, producto de la obra humana que se sostiene por una pared o talud (llamada balate en el sur de España) y que se utiliza para labores agrícolas. Esta técnica reduce la escorrentía, que a su vez reduce la erosión del suelo y retrasa la perdida de agua.

Plantar mas arboles puede ayudar a unir el suelo y prevenir la erosión de la tierra! La agroforestería es otra medida para prevenir la desertificación. Agroforestería es un sistema productivo que integra árboles, ganado y pastos o follaje, en una misma unidad productiva. Esta combinación intencional de agricultura y economía forestal tiene varios beneficios, incluyendo una biodiversidad elevada y una erosión reducida.

Prácticas de la Agroforestería han sido exitosas en África subsahariana y áreas de los estados unidos. Los sistemas de agroforestería pueden tener una ventaja sobre métodos de producción agrícolas y foréstales. Aquellos pueden ofrecer mas productividad, beneficios económicos y más diversidad en mercancía ecológica y servicios ofrecidos. Ya se realizaron proyectos para restablecer la desertificación y para realizar una reforestación exitosa!

Plantar árboles y cuidarlos ayuda a guardar la fertilidad del suelo y prevenir la erosión.

Países como África o China han tomado medidas para prevenir la desertificación construyento la Gran Pared Verde que se extiende a todo lo largo de sus desiertos con la esperanza de restaurar el campo fértil que había sido perdido.

Para mirar su contribución a la prevención de la desertificación pueden hacer clic más abajo:

Referencias: https://www.youtube.com/watch?v=HVOYN70scS8

https://www.britannica.com/science/desertification

Categories: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *