Los humedales y el cambio climático

Wetland

A principios de este mes, el mundo celebró el Día Mundial de los Humedales el 2 de febrero de 2020. Marca el aniversario de la firma de la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional (Convención de Ramsar) en Ramsar, Irán, el 2 de febrero de 1971. El Día Mundial de los Humedales se celebró por primera vez en 1997.

¿Qué son los humedales?
Los humedales están presentes donde el agua se encuentra con la tierra. Incluyen pantanos, turberas, ríos, lagos, llanuras de inundación, bosques inundados, pantanos, etc. El agua de los humedales puede ser de agua dulce, salobre o salada. Pueden ser de marea (llenos durante las mareas) o no mareales.

La Convención de Ramsar sobre los Humedales fue firmada en Irán en 1971. Define los humedales como «las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros».

Estos importantes hábitats están presentes en todas partes, desde los trópicos hasta la región de la tundra. Se estima que a nivel mundial cubren entre 748 y 778 millones de hectáreas de la superficie de la Tierra.

Importancia de los humedales
Además de ser los hábitats más productivos del planeta, los humedales se enriquecen con la biodiversidad debido a su función principal de proporcionar agua, alimento y refugio a innumerables especies de plantas y animales.

También proporcionan una amplia variedad de beneficios a los seres humanos en términos de ganancias económicas a través del suministro de agua en cantidad y calidad, la pesca, la agricultura (Los humedales son importantes almacenes de material genético vegetal. El arroz, por ejemplo, que es una planta común de los humedales, es la dieta básica de más de la mitad de la humanidad), la madera, los recursos energéticos (turba y materia vegetal), los recursos de la vida silvestre, la protección contra las tormentas, el transporte, el turismo y el esparcimiento. Los humedales también son importantes en la lucha contra la actual emergencia climática.

Los humedales actúan como almacenes de carbono y otros gases de efecto invernadero. También actúan como importantes «sumideros» de estos gases al absorberlos a través de sus funciones biológicas.

Los humedales tienen valores culturales significativos ya que están relacionados con las creencias religiosas. Representan la inspiración estética, proporcionan santuarios de vida silvestre y son importantes para las tradiciones y costumbres locales.

Amenazas a los humedales
Los humedales son los ecosistemas más amenazados del planeta debido a la sobreexplotación, el drenaje, la conversión y la contaminación. El continuo aumento de la población humana provoca un incremento de la demanda de tierras agrícolas, el desarrollo de infraestructuras, la construcción de presas y la invasión de especies vegetales y animales no autóctonas.

Una importante amenaza para los humedales en este siglo es el cambio climático. El cambio de las condiciones climáticas puede degradar gravemente la calidad de los beneficios enumerados anteriormente. Esto también puede obstaculizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que muchos de estos beneficios están directamente relacionados con el logro de estos objetivos.

El aumento del nivel del mar provocará un incremento de las inundaciones en regiones particularmente bajas que afectarán a las ciudades costeras y a las personas que viven en ellas. El aporte de agua salada a los ecosistemas de agua dulce también provocará la pérdida de medios de subsistencia, agua y biodiversidad en esas regiones. Esto tendría un efecto dominó en la agricultura y otras actividades humanas que requieren un suministro de agua dulce.

La conversión y degradación de los humedales libera una gran cantidad de carbono y metano en la atmósfera.

Los humedales y la adaptación al cambio climático
La protección y conservación de los humedales puede ser una herramienta importante en el arsenal de la humanidad para combatir el cambio climático. Investigaciones recientes han establecido el alto potencial de secuestro (capacidad de absorber los gases de efecto invernadero) de los humedales. Si no se protegen, estos ecosistemas podrían liberar una enorme cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Además de ayudar a mitigar el cambio climático, la conservación de los humedales también proporciona beneficios a las comunidades locales mediante la mejora de sus medios de vida. El uso de las comunidades locales para gestionar y proteger los humedales ha reportado enormes dividendos en forma de una mejor calidad del suministro de agua dulce, un mayor rendimiento de los mariscos, oportunidades para establecer el ecoturismo y la recreación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email