Juventudes Salesianas para la Acción Climática – Rebecca Petz

Rebecca_Petz_1

Cuando los jóvenes toman las calles durante las manifestaciones de "Viernes para el futuro", quieren crear un mundo que valga la pena vivir y que sea lo más pacífico posible.

Rebecca Petz

No soy el mejor ejemplo de protección del clima. Los grandes supermercados son simplemente más baratos que la tienda de alimentos saludables – y dormir diez minutos más, me tienta a tomar mi café en el quiosco. Sin embargo, mis propias debilidades no son razón para permanecer en silencio.

El cambio climático no es una teoría conspirativa, sino la realidad. Nuestro mundo tiene recursos escasos y nuestra codicia por más está explotándolos plenamente. Por ejemplo, Egipto, Sudán y Etiopía han estado discutiendo la presa del Nilo durante algún tiempo. Aún no se vislumbra una solución. ¿Cómo podemos también ponernos de acuerdo sobre quién gana más con el agua, que ya es escasa de todos modos?

En la investigación, se establecen aquí conexiones entre la escasez de recursos y el aumento del potencial de conflicto. Cuando los jóvenes toman las calles en las manifestaciones de «Viernes para el Futuro», no sólo quieren molestar a los conductores de automóviles, sino que quieren crear un mundo que valga la pena vivir y que sea lo más pacífico posible. Según los derechos humanos, todo ser humano tiene derecho a vivir con dignidad. Esta promesa sólo puede cumplirse si las condiciones externas son las adecuadas. Apoyar la protección del clima es, por lo tanto, una lucha por la justicia – y la educación en derechos humanos sin la sostenibilidad como un tema impensable.

Rebecca Petz, de 24 años, es de Magdeburgo, Alemania, y está comprometida con la Alianza Verde de Don Bosco desde abril de 2019.

Este artículo fue publicado por primera vez en Don Bosco Magazin Alemania en enero de 2020: https://www.donbosco-magazin.de

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email